loader image

Rivas y el recorte en educación que afecta a las entidades artísticas

Se reunió con docentes del Conservatorio “Gilardo Gilardi” ante la crítica situación que atraviesan.


“Nos alarma de sobre manera la situación que están atravesando las instituciones de Formación Básica a raíz de que se diera a conocer una disposición del Ejecutivo bonaerense, acerca del cierre definitivo de este ciclo especifico”, manifestó la concejal platense Verónica Rivas, en relación a una nota publicada en un medio provincial.

“El Gobierno de la provincia de Buenos Aires evalúa recortes en educación, pero no hablamos de ajustar el presupuesto, y quieren deshacerse de una parte fundamental para la formación artística de la niñez y adolescencia, planteando la eliminación del sistema de formación temprana en danzas, teatro y plásticas. Son más de 50 instituciones en la provincia, que en La Plata incluye a las escuelas de Danzas Clásicas, Teatro, Estética y Danzas Tradicionales y también el “Conservatorio Gilardo Gilardi”, aportó Rivas.

Para la edil radical “consideramos de extrema gravedad este asunto ya que la historia del radicalismo se forjó en el seno de la educación pública y es uno de los pilares ideológicos de nuestro partido. Nuestro compromiso con la defensa de la educación pública y gratuita no nos permite dejar pasar semejante atropello, porque con el cierre de estas casas de formación básica estarían empujando hacia el ámbito privado a miles de chicos que cursan previamente a la carrera del profesorado”.

Rivas también sostuvo que con el pretexto de la pandemia y el rumbo político que decidieron tomar respecto a la educación “tiraron por la borda casi dos años de formación educativa”. Ejemplificó diciendo que “los jóvenes egresan del colegio secundario sin siquiera haber aprendido cabalmente las materias. Eso se debe a la desidia con la que actuaron durante la cuarentena, cuando eliminaron el sistema de calificaciones, cuando destruyeron el concepto del mérito igualando a todos en un nivel bajísimo, cuando los hicieron pasar de año aunque no lo merecieran, cuando convirtieron las escuelas en expendios mensuales de víveres”.

La concejal fue contundente con su conclusión: “Recortar en educación es condenar al pueblo a cadena perpetua”.

Compartir nota