loader image

Recuperando valores

Es un nuevo motivo de alegría para toda la comunidad comenzar a disfrutar de las instalaciones del Nuevo Estadio Municipal, unidos con espíritu comunitario y deportivo, donde el entusiasmo y el empuje de todos se unen a la creatividad y a la magia del deporte. Después de muchos años de haber soñado con la recuperación del predio en nuestra ciudad,  hoy ese sueño se hace realidad.

Para que este sueño se haga realidad, tuvo que haber un Gobierno que se hizo cargo de varios compromisos asumidos por la gestión que lo precedió. Uno de los compromisos de la anterior gestión era destruir el estadio municipal existente para hacer un loteo. Aun así el nuevo Gobierno nunca desestimó la realización de un Nuevo Estadio de Fútbol.

Se recibió un predio prendado, en pésimas condiciones de mantenimiento y con el condimento mencionado de tener que derribar el viejo estadio para realizar un loteo de tierras donde hoy nuestros vecinos levantan sus propias viviendas. Para que eso fuera posible el Municipio derribó el viejo estadio municipal, realizó el tendido de luz, la red de gas natural, la red de cloacas y abrió nuevas calles, a las que hoy se les construye el cordón cuneta.

Las sociedades, desde siempre han dedicado al deporte energías e inversiones económicas para que los niños, los jóvenes, las personas todas, puedan realizar sanas prácticas deportivas que contribuyen a su bienestar físico y psíquico.

Quienes realizan prácticas deportivas consolidan principios de respeto, de lucha, de perseverancia, de sacrificios y de autoestima. Cultivan valores. Cada derrota y cada victoria de un deportista deben que ser vividas y aceptadas como una oportunidad para ser mejores.

En estas instalaciones deportivas están depositados los esfuerzos de muchas personas que han trabajado mucho para que todos podamos sentir como un gran triunfo mancomunado su inauguración. Ese esfuerzo fue liderado por un Gobierno con la firme convicción de que el Desarrollo Humano y Familiar es central en el crecimiento armonioso de una comunidad, que cree firmemente en el desarrollo integral de las personas brindando oportunidades y pensándolas como seres íntegros. 

Un gobierno que no deja que lo urgente tape lo importante. Y que una vez más demuestra que el compromiso que asume, es su reloj de arena para poder concretar objetivos fijados en conjunto con su pueblo.

Que este sea un nuevo motivo para que los rauchenses sigamos bien unidos. Los hechos nos demuestran que de esta manera se logran los objetivos propuestos en comunidad.

Que empiece a rodar el esférico, éxitos y que gane el mejor.

Compartir nota