loader image

La doble moral


El Gobierno Nacional quitó el beneficio de 0% que regía para el ingreso de productos tecnológicos como las notebooks y lo llevan al 8% y al 16% en otros casos. Con el discurso de querer “apuntar a fomentar la industria nacional”.

La doble moral a la que nos acostumbró el Kichnerismo es “quebrarte la pierna, pero te regala la muleta”. Así, con esta paradoja seguimos teniendo ejemplos en la actualidad. Ahora, nos vuelven a llegar noticias como que el gobierno Provincial sigue entregando notebooks a alumnos de escuelas secundarias. Claro, computadoras cada vez más chicas, de menor calidad y a altísimos costos. Esto ¿por qué? Porque con el objetivo de «fortalecer al sector industrial» nacional, el Gobierno elevó los aranceles de importación de cuatro clases de computadoras portátiles de cero a entre 8% y al 16%, según el peso y las cualidades del equipo.

La medida se formalizó a través del decreto 136/2023, se incorporaron decisiones del Consejo del Mercado Común del Mercosur que autorizó a la Argentina a establecer una alícuota para bienes de capital, bienes de informática y telecomunicaciones, entre otros aspectos.

Durante la gestión de Cambiemos, se decidió eliminar el arancel de importación del 35% que recaía sobre Bienes de Informática y Telecomunicaciones, a través del decreto 117, que comenzó a regir el abril de 2017.

La quita del gravamen a los componentes, que tenían un impuesto de 12%, quedaron en 0% y el mismo arancel se aplicó a notebooks, tablets y PC con el objetivo de ampliar la oferta y disponibilidad de equipos que compiten en el mercado local. 

Desde el inicio, la medida fue cuestionada por los fabricantes nacionales con plantas en la provincia de Buenos Aires y Tierra del Fuego, principalmente.

Celebramos que nuestros alumnos sigan teniendo acceso a la tecnología, es la puerta al mundo que tenemos hoy. Insistimos que la entrega de equipamiento, debe ser para todos los alumnos de todas las escuelas del distrito sin distinción de gestión pública o privada. Pro también insistimos en pedirle al gobierno de Alberto Fernández un Norte. En lo económico en este caso, pero con medidas que lleven a los argentinos a poder estar cada día un poco mejor.

En el mundo de hoy, donde desde el relato les pedimos a los jóvenes que se formen, estudien y queremos que tengan herramientas para su desarrollo, desde la práctica el Gobierno de Alberto Fernández aumenta un impuesto para la herramienta principal, hasta un 16% lo que significó que días pasados un mismo equipo tenga una diferencia de un día para el otro de más de $50 mil. ¡Cómo les garantizamos las oportunidades entonces?

He aquí queridos lectores, otra doble moral…

Compartir nota