loader image

Hechos, no palabras


En Argentina, más de un tercio de la población del país no tiene una vivienda propia. Frente a este panorama, tanto el diseño como la implementación de la política de vivienda son instancias clave para revertir las desigualdades estructurales.

Un panorama económico de los últimos años, donde nuestra que es imposible de brindar herramientas para que una persona acceda a créditos hipotecarios, a facilidades económicas para construir o comprar una vivienda.

En las últimas décadas, para afrontar el creciente déficit habitacional, las provincias y los municipios han adaptado las políticas de vivienda a sus presupuestos locales.

Tal es el caso, que la gestión del intendente municipal Maximiliano Suescun, ha demostrado desde sus inicios generar y concretar la posibilidad de otorgar 1 vivienda cada 10 días.

Cuando se inicia la gestión en el año 2015 uno de los tantos los inconvenientes con los que se encontraba, era la falta de viviendas luego de tantos años de no haber concretado de manera responsable, el otorgamiento de casas a los vecinos de nuestra ciudad. Hoy, casi 8 años después, vemos que sigue siendo un punto clave, pese a haber logrado tanto.

Pero como es de destacar la gestión municipal, responsable, transparente y eficaz, sigue poniendo el norte en ir generando el contenido social de la tierra.

Implementando herramientas para que los rauchenses tengan suelo urbano en condiciones de habitabilidad, con todos servicios y con la posibilidad de escriturar al día siguiente de la entrega de la vivienda. No es un dato menor. Primero por la tranquilidad para los acreedores. Y luego, porque hemos visto muchas familias de nuestra ciudad donde se lotearon chacras y quintas, sin tener un ordenamiento urbano establecido, sin saber para donde crecería la ciudad. Dando una respuesta inmediata, pero a la vez un problema a corto y largo plazo. Donde es en muchos casos, imposible llevar servicios básicos como agua potable, cloacas y gas. Y en muchos otros, obtener la titularidad de la vivienda, porque es imposible acreditar documentos para ello.

De la entrega de las 30 viviendas del Plan Federal, 10 casas fueron construidas netamente con fondos municipales. Quiere decir, que el gobierno local, en los últimos años tan difíciles en parte económica, afrontando tanta inestabilidad e incertidumbre, fue capaz de administrar los recursos que son de todos los rauchenses y pudo, planificar, organizar y ejecutar la construcción de 10 de las últimas 30 viviendas entregadas a vecinos de nuestra ciudad.

Una vez más, los hechos demuestran las palabras. «Porque al final del día, importa lo que hicimos. No lo que dijimos que íbamos a hacer»

Compartir nota